Encuentra todos los productos favoritos de tu bebé en heb.com.mx

Los beneficios de ejercitarte durante el embarazo son muchos, siempre y cuando lo hagas de la forma correcta. Aquí te compartimos las ventajas de la actividad física durante esta etapa. ¡Conócelos!

Cuidar tu salud cuando estás embarazada se vuelve una prioridad y una manera de lograrlo es haciendo ejercicio regularmente. Y es que las ventajas de la actividad física durante esta etapa tan importante son muchas.

Por ejemplo, te ayuda a oxigenar tu cuerpo y el de tu pequeño, así como a regular tu ritmo cardiaco, a mejorar tu estado de ánimo, a dormir mejor y a prepararte para el parto.

Porque por algo se le llama “trabajo de parto”, ¡hay mucho esfuerzo detrás! Y si tu cuerpo tiene un buen acondicionamiento físico, tus músculos están tonificados y tus articulaciones flexibles te ayudará a tener un mejor rendimiento al momento de dar a luz.

Y si vas a tener a tu bebé por cesárea, también es importante que te ejercites ya ayudará a una rápida recuperación.

Recuerda que el embarazo es una época en la que se tiene más hambre y se suele subir de peso, por lo que es importante que además de tener una dieta balanceada, hagas ejercicio para mantenerte en buen estado y prevenir la diabetes gestacional o preeclampsia, pues esto implica riesgos para ti y para tu pequeño.

El ejercicio también te ayudará a recuperar la forma después de que nazca tu bebé.

Con la ayuda de Adriana González, especialista y asesora de NANTI Prenatal, te contamos cuáles son los mejores ejercicios a practicar durante el embarazo, cuidando siempre hacerlo con un entrenador especializado, así como con la previa autorización de tu ginecólogo.

Puedes practicar estos ejercicios a partir de la semana 12, asegurándote de no abusar y escuchar a tu cuerpo para identificar si es necesario parar.

La recomendación es realizar de 20 a 30 minutos de actividad física moderada en la mayoría de los días de la semana, siempre y cuando no tengas complicaciones en tu embarazo.

Trata de evitar ejercicios extremos como escalar, levantamiento de pesas o bicicleta. Te compartimos algunos ejemplos de actividades que puedes hacer sin poner en riesgo tu salud ni la de tu bebé.

  1. Caminar: Si no te gusta ir al gimnasio es una gran opción para ejercitarte durante el embarazo, pues tiene beneficios cardiovasculares muy valiosos para ti. Además, puedes practicarlo en cualquier lugar y no lastima tus rodillas ni tobillos. Puedes probar caminar un ratito de puntitas y otro usando los talones.
  2. Nadar: Este es uno de los mejores ejercicios a practicar durante el embarazo, ya que te relaja, es seguro y trabaja todos los músculos de tu cuerpo. También ayuda al sistema cardiovascular y te ayuda a sentirte más ligera. Si tienes dolor de espalda o malestar en tus piernas, es perfecto para ti.
  3. Yoga prenatal: El yoga puede ayudarte a mantenerte flexible durante el embarazo, así como a fortalecer tus músculos con sus distintas posturas, sin impactar negativamente tus articulaciones. Busca que sea una clase de yoga especial para embarazadas, pues las posturas deben estar ajustadas a tu condición.
  4. Pilates prenatal: La combinación perfecta de ejercicio, estiramientos y control de la respiración, por eso es ideal para el embarazo. Además, contribuye a una mejor circulación y te ayuda a sentirte más flexible y relajada. Algo muy importante es que fortalece el suelo pélvico, que sostiene el útero y vejiga, lo cuál te ayudará a soportar mayor peso del abdomen, a prepararte para el trabajo de parto y a evitar la incontinencia después de dar a luz.

¿Qué ejercicio practicas tú? Compártelo en la sección de comentarios y sigue leyendo todas las notas que hemos preparado para ti.