Encuentra todos los productos favoritos de tu bebé en heb.com.mx

Muchas cosas curiosas nos suceden mientras esperamos un bebé, y una de ellas es el que nos empiece a fallar la memoria. Hoy te contamos un poco más sobre el popular “cerebro de embarazada”.

Guardaste las llaves del auto en el refrigerador. Vas al supermercado, regresas a casa y no compraste a lo que fuiste. Te encuentras a esa amiga de la carrera y recordar su nombre te resulta imposible….

Si este tipo de cosas te están sucediendo con frecuencia ahora que estás esperando bebé, lo más probable es que estés sufriendo del conocido “cerebro de embarazada”, el cuál te convertirá en la persona más despistada que conoces por nueve meses (inclusive, un poquito más).

Pero, ¿qué es?

Mamnesia, placenta brain o “cerebro de embarazada” son algunos de los nombres con los que se le conoce a la pérdida parcial de memoria en las mujeres que están esperando un bebé.

No es algo que le pase a pocas: entre el 50% y el 80% de las mujeres embarazadas sufren de fallos en su memoria y concentración durante esta etapa de su vida. Y aunque es algo relativamente normal, puede ser cansado y un poco estresante el tener que acostumbrarnos a ser más olvidadizas que de costumbre.

Esta condición regularmente aparece a partir de la segunda mitad del embarazo y se mantiene aproximadamente hasta tres meses después del parto.

¿Qué la causa?

Existen distintas sospechas sobre qué es lo que causa que nos sintamos más dispersas durante el embarazo, aunque aún no se sabe a ciencia cierta la razón.

Por un lado el estrés, la ansiedad y el cansancio que trae el embarazo consigo puede tener un efecto de pesadez en nuestra mente, así como un cambio en prioridades, pues nuestro cerebro se enfoca en atender unas cosas (todo lo concerniente al bebé) más que otras (todo lo demás). Además, los altos niveles de progesterona y estrógeno pueden llegar a afectar nuestras neuronas y circuitos cerebrales.

¿Qué hacer?

Aunque no puedes hacer mucho, fisiológicamente hablando, sí puedes aplicar algunos tips que te ayudarán a distraerte menos y lograr eso que no recuerdas pero que sabes que tienes qué hacer.

Primero que nada: simplifica. En lugar de querer hacer todo al mismo tiempo simplifica tus actividades y elige realizar las que sean más importantes. Duerme lo suficiente, así podrás estar más alerta durante el día. Toma notas: haz listas, usa una agenda y usa alarmas para recordar citas importantes. También puedes tomar fotos de lo que no quieres olvidar. Y siempre es bueno saber pedir ayuda, así estarás menos estresada y más tranquila al poder enfocarte en menos cosas.  

¿Te ha tocado sufrir de mamnesia? ¿Qué otra recomendación te ayudó? Compártela con nosotros en la sección de comentarios y sigue leyendo todo el contenido que hemos creado pensando en ti.