Encuentra todos los productos favoritos de tu bebé en heb.com.mx

Convertirte en mamá después de los 40 o buscar hacerlo conlleva una serie de factores que hay que tomar en cuenta. Con la ayuda de un especialista aquí te lo contamos todo para que estés bien preparada.

Si ya estás en la cuarta década de tu vida y estás buscando embarazarte, primero que nada queremos que sepas que no estás sola.

Aunque es más común tener bebés a los veinte o treinta años, hoy existen muchas mujeres de mayor edad que quieren descubrir lo que es el embarazo en carne propia, y por supuesto que se vale.

De hecho, si es algo que en realidad deseas, queremos echarte porras para que tengas éxito.

Pero también hay que hablar de las realidades que envuelven los embarazos a esta edad, y para esto buscamos al Dr. Diego Benavides, especialista en Neonatología, Nutrición Clínica Infantil y certificado en Lactancia Materna, para que nos cuente todo lo qué hay que saber sobre este interesante tema.

A los 40 años, te encuentras en una etapa extraordinaria en cuanto a la procreación. Y es que por naturaleza, la edad ideal para que la mujer se embarace es de los 25 a 35 años, antes de que las cualidades de tus huevos u óvulos empiece a declinar de manera gradual.

Pero, aunque tu cuerpo tiene menos ventaja que en las décadas anteriores, es posible que puedas embarazarte y dar a luz un bebé sano. Pero a veces, esto se puede sentir como un reto.

A esta edad, nos enfrentamos a una oxidación en las células fértiles de nuestro cuerpo, así como a un riesgo mayor de enfermedades genéticas en nuestro pequeño, como lo es el síndrome de Down.

Por ejemplo, durante los veintes y principios de los treintas el riesgo de que tu bebé presente este síndrome es bajo, pero rebasando los 40 años la probabilidad se multiplica por 5 o 6.

Esto no quiere decir que sea un hecho, pero sí habla de que este tipo de embarazos requiere de un cuidado y monitoreo mayor, tanto de la madre como del feto.

Y es que también el riesgo de que presentes complicaciones en tu embarazo, como la diabetes gestacional y la preeclampsia, así como en el parto y después de éste son mayores, respondiendo a una edad más avanzada y un posible metabolismo cansado.

Tomando todo esto en cuenta, si quieres embarazarte y estás en los 40 cuida mucho tu alimentación, cerciorándote de que sea sana y balanceada. También debes mantenerte en tu peso ideal, cuidándote del sobrepeso que puede ser mucho más peligroso a esta edad durante el embarazo.

Es muy importante consultar con tu ginecólogo para que te realice las pruebas necesarias y te hable sobre las distintas opciones que existen (para el parto/cesárea o si necesitas un tratamiento de fertilidad) para darle la mayor protección a tu futuro bebé y a ti misma.

Sí se puede ser madre a los 40, solo considera todo esto y cuídate mucho.

Si este artículo te fue de utilidad te invitamos a compartirlo y a seguir leyendo todo lo que tenemos preparado para ti en H-E-B Babies.