Jugar y aprender van de la mano cuando se tienen las herramientas correctas. Hoy te contamos sobre cómo los juguetes didácticos ayudan a tu pequeño a crecer mientras se divierte.

¿Sabías que jugar va de la mano con aprender? El juego es vital para el sano desarrollo de los pequeños, siendo los juguetes didácticos herramientas que les ayudan a entrenar y fortalecer habilidades físicas, intelectuales y emocionales útiles hoy y mañana. Los beneficios que les brinda a los niños el usar estos juguetes son muchos, potencializando su creatividad, memoria y destreza. Por esto es tan importante que sus juguetes además de darles diversión, también sean una herramienta de aprendizaje diario.

¿Y cuáles son los juguetes didácticos ideales para tu pequeño? Varían dependiendo de la edad que tu bebé o tu niño/a tengan. Existen distintos tipos de juguetes para cada etapa, pues estos han sido creados para acompañar a los más chicos y ayudarles a descubrir nuevas habilidades y capacidades que están desarrollando específicamente en ese momento de vida.

Por ejemplo, un bebé recién nacido apenas empieza a descubrir sus sentidos y su cuerpo, moviendo sus manitas y pies, para luego poco a poco ir absorbiendo sonidos e imágenes del mundo exterior. Durante estos primeros meses de vida puedes utilizar móviles musicales sobre su cuna o proyectores de luz para estimular la percepción visual y auditiva de tu chiquito.

Conforme pasen los meses y tu bebé es un poco mayor puedes utilizar gimnasios de mantita para hacer el altamente beneficioso tummy time, y que además tienen distintos juguetes y texturas integradas que le ayudan a tu pequeño a explorar el mundo con sus manos mientras ejercita su cabeza y cuello. Existen algunos que traen música, que demás de entretenerlos y calmarlos hacen que poco a poco van reconociendo palabras y sonidos.

Existen juguetes didácticos que le ayudan a tu pequeño con su proceso de dentición, teniendo partes que pueden morderse sin problema. Los centros de actividades para el asiento del carro o la carriola son importantes en esta etapa ya que divierten a tu chiquito e incentivan su desarrollo cognitivo fomentando la motricidad y la observación. Algunos también repiten nombres de objetos comunes, lo que va ampliando su vocabulario con el uso repetido.

Ya que tu pequeño empieza a desplazarse por sí mismo puedes ayudarle con juguetes que lo ayuden a dar pasos o movimientos más seguros. Existen andadores que ayudan a tu bebé a pararse y empujar, mientras al frente traen juegos y actividades variadas. Los andadores son perfectos para el desarrollo motor grueso, animando a tu pequeño a caminar con confianza.También en esta etapa los caballitos que se balancean son recomendables, ayudando a que tu pequeño se impulse y se mueva con mayor soltura mientras incentivan su imaginación.

Además de estos juguetes didácticos otros que tu pequeño puede utilizar son los rompecabezas, bloques para construir, kits de dibujo, manualidades, libros y juegos de mesa para los mayores.

¡Hay juegos para todos! Y una muy buena práctica es darte un tiempo para poder jugarlos en familia, algo que los pequeños seguramente recordarán con cariño.
Si quieres que con el tiempo tu pequeño sea más ordenado, capaz de seguir instrucciones, llevar una tarea hasta el final y desarrollar un pensamiento más analítico y lógico, optar por juguetes didácticos desde sus primeros meses es un buen camino.