Desde su nacimiento, el desarrollo de nuestros pequeños se puede beneficiar enormemente gracias a la estimulación temprana. A continuación te contamos de qué se trata y porqué es tan importante tomarla en cuenta.

Es natural buscar que nuestros pequeños aprovechen al máximo su potencial, lo que en el futuro les ayudará a conseguir sus sueños. Aunque tu chiquito sea apenas un bebé, existen maneras de ayudarlo a hacerlo de forma sencilla desde este momento, a través de la estimulación temprana, fortaleciendo así sus habilidades físicas, intelectuales y sociales de acuerdo a su edad.

Hoy con la ayuda de Roberta Garza, coach de Play Wisely, te compartimos todo sobre la estimulación temprana, así cómo porqué practicarla con tu bebé es la mejor decisión que puedes tomar, si quieres ayudarlo para un desarrollo integral.

La especialista nos comenta, “hay que empezar por entender qué es la estimulación temprana”. Su palabra dice en qué consiste, pues se trata de ofrecer una gama rica de estímulos intelectuales y físicos a tu pequeño, los cuáles podrá conocer, responder y aceptar. Estos distintos estímulos trabajan directamente con sus sentidos, a través de actividades, con el tipo de elementos cotidianos que ayudan a que tu bebé aprenda de forma práctica y divertida.

Nunca es demasiado pronto para empezar a practicar la estimulación temprana, agrega también. De hecho el llevar a cabo esta técnica desde que nace tu bebé hasta que cumple los 6 o 7 años de edad tiene increíbles resultados y genera un impacto positivo en su futuro. A esta tierna edad es vital proveer a tu pequeño de estímulos que enriquezcan sus experiencias y aprendizaje, pues se trata de un periodo crítico en el que el cerebro es mucho más sensible a la información.

Los niños naces con muchas neuronas, ¡hay que ponerlas a ejercitarse!

Dentro de la estimulación temprana se trabajan distintas áreas para estimular el desarrollo físico y cognitivo de tu pequeño, lo que tiene un efecto en la parte emocional y social, así como también en su motricidad y lenguaje. Todo esto se logra a través de actividades y ejercicios sencillos en los que van fortaleciendo sus capacidades con tu ayuda y la de su instructor o coach de un centro especializado.

Como padres de familia vale mucho la pena el poder seleccionar clases de estimulación temprana así como ejercicios para realizar en casa, pues esto va a permitirnos crear un vínculo valioso con nuestro pequeño mientras va descubriendo y probando sus propias capacidades, lo que le servirá mucho hoy y mañana.

¿Ya conocías sobre la estimulación temprana? Cuéntanos al respecto en los comentarios y sigue leyendo todo lo que tenemos preparado para ti en H-E-B Babies.