Por Staff H-E-B Babies

En esta temporada una de las actividades más divertidas en familia es ir a nadar. Aquí te damos algunas recomendaciones para asegurarte de que tu pequeño sepa cómo hacerlo.

El que tú y tus pequeños sepan nadar debe ser una prioridad, pues se trata de una destreza importante que puede prevenir un accidente en albercas o playas. Hoy con la ayuda de la pediatra, la Dra. Mayela Aranda, te compartimos las razones por las que es sumamente importante enseñarles a nuestros pequeños a nadar desde temprana edad, así como algunos tips de seguridad que te ayudarán a sentirte más tranquila.

por que es bueno enseñar a nadar a bebe

Desde que tu bebé cumple el año de edad, la Academia Americana de Pediatría recomienda que lo inscribas en clases de natación como protección contra el ahogamiento. Ya pasando los 4 años de edad, se vuelve vital que los niños aprendan la técnica adecuada y las diferentes modalidades de nado. El aprender a nadar ayuda a que el tiempo que pasen en el agua sea divertido, pero al mimso tiempo seguro para ellos.

Y no solo esto. El que aprendan a nadar tiene muchísimos impactos positivos. Por ejemplo, les ayuda a tener una mejor coordinación muscular. En los más pequeños, favorece el desarrollo de actividades psicomotrices como el gateo o caminado. En niños con condiciones neurológicos la natación es terapéutica, pues ayuda a relajar los músculos en tensión. Otra ventaja es que al utilizar la natación como terapia de desarrollo, los pequeños no se lastiman al caer al suelo.

Entre otras razones de valor se encuentra que, al ser una actividad física muy completa, previene la obesidad infantil. Al mismo tiempo, tu pequeño aprende a socializar incrementando el sentimiento de autoconfianza, el trabajo en equipo y la disciplina.

Así tu bebé o niño va entendiendo que cuando trabaja y se esfuerza se van obteniendo avances y ve realizados sus logros.

La natación para bebés y niños les ayuda en el autocuidado, evitando accidentes y sirviendo como método importante de supervivencia, incluso hay quiénes lo ven como un seguro de vida. Se trata de un deporte divertido que se puede aprender a cualquier edad, y es ideal para mantenerse sano y energizado.

Si ya estás convencida de lo importante que es enseñarle a nadar a tu bebé o tu niño, toma en cuenta algunas recomendaciones de seguridad.

  1. Tu pequeño siempre debe nadar supervisado, aún cuando ya domine el nado.
  2. No lo dejes correr cerca de la alberca ni empujar a otros bajo el agua.
  3. Evita el uso de floaties y tampoco usen juguetes o colchones inflables como si fueran chalecos salvavidas pues esta no es su función.
  4. Antes de entrar a la alberca asegúrate que esté bien marcado el lado profundo y el poco profundo y que tu pequeño lo sepa.
  5. Si tienes alberca en casa, siempre debe estar protegida con una cerca de 1.2 metros.
  6. Si tu alberca tiene cubierta, quítasela por completo antes de meterse a nadar.
  7. Siempre ten un salvavidas junto a la alberca, nunca sabes si pueda ser necesario y es mejor tenerlo a la mano.
  8. Ten en cuenta que los spas y jacuzzis son peligrosos para niños pequeños.
  9. Si van en bote, tu hijo siempre debe usar chaleco salvavidas de acuerdo a su tamaño.
  10. Si tus pequeños están en el agua, trata de no utilizar tu celular y no distraerte demasiado.

El saber nadar tiene grandes ventajas para tus pequeños, pero aún con estos conocimientos ellos siempre serán nuestra responsabilidad y hay que mantener el cuidado siempre.

¿Te fue de utilidad este artículo? Si fue así, compártelo en tus redes sociales y sigue leyendo más de lo que H-E-B Babies tiene para ti.