Encuentra todos los productos favoritos de tu bebé en heb.com.mx

La temporada invernal es muy bella, pero también puede ser bastante retadora para los papás de bebés pequeños. Hoy te compartimos 10 consejos súper sencillos y prácticos que te ayudarán a disfrutar más y preocuparte menos en esta época de frío.

A muchos nos emociona la llegada de la temporada invernal, llena de fiestas y celebraciones familiares, momentos únicos en los cuáles nuestros pequeños pudieran estar participando por primera vez en sus vidas.

Lo malo llega cuando nuestros bebés se enferman y en lugar de pasarla bien nos sentimos preocupados por ellos en la sala de espera del pediatra.

Como papás, hay que cuidar a nuestros chiquitos durante estos días de frío para asegurar los disfrutemos con salud y bienestar. Y aunque pudiera parecer difícil, hoy te compartimos 10 consejos súper prácticos para lograrlo.

1.- Abrígalo bien. Tu pequeño debe mantener su temperatura corporal aún en la intemperie, por lo que es importante cubrirlo bien cuando vayan a salir (y tampoco descuidar su atuendo dentro de casa). Utiliza una capa extra de ropa para ayudarlo a sentirse calientito pero también cómodo. Sobrecalentarlo tampoco es lo ideal.

2.- Humidifica su ambiente. Es muy probable que durante estas épocas de frío utilices el calentador en interiores. Esto está bien pero puede llegar a resecar la piel de tu pequeño, sobretodo si tiende a irritarse. Utiliza un humidificador y quédate más tranquilo

3.- Humecta su piel. Como te comentamos en el punto anterior, la delicada piel de tu pequeño puede resecarse durante el invierno. Después de bañarlo es muy importante humectar bien su piel con una crema natural sin fragancia, creada idealmente para bebés. ¡Delicioso!

4.- No dejes de amamantar. Tu leche es una de las mejores formas de proteger a tu pequeño durante esta temporada llena de enfermedades respiratorias. ¡Los anticuerpos y nutrientes que contiene aumentan su inmunidad! Y si por alguna razón tu bebé toma fórmula, busca una que sea fortificada.

5.- Mamá y papá limpios y desinfectados siempre. Una de las maneras más sencillas de propagar enfermedades es a través del contacto con objetos infectados. Es súper importante que quienes cuidan a tu bebé se laven las manos regularmente, y que usen desinfectante cuando lo necesiten.

¿Qué te parecieron estas recomendaciones? ¿Hay alguna más que quieras agregar? Cuéntanos en la sección de comentarios y sigue leyendo todo lo que tenemos aquí para ti.