Disfruta los días soleados llevando a tu pequeño a darse un rico chapuzón en la alberca, no sin antes prepararte para poder tener a la mano lo más importante. ¡Aquí te decimos qué no les puede faltar!

Llegan los días de sol, perfectos para que tanto tú como tu pequeño se lancen a la alberca para refrescarse. Y como toda salida especial, antes de salir a chapotear es necesario que te cerciores de tener todo lo que vas a necesitar para disfrutar al máximo de este día, sin que algo te falte, pero tampoco cargando cosas de más. Hoy te compartimos un listado de cosas súper útiles que será necesario que lleves contigo para que tu salida a la piscina con tu pequeño sea todo un éxito.

1.- Bloqueador solar

La piel de tu bebé es muy delicada, por lo que de entrada no debe ser expuesta al sol antes de los seis meses de edad. Después de esto puedes hacerlo, siempre y cuando la protejas con bloqueador solar con factor 50, que deberás reaplicar cada dos horas o cuando veas que ya no cubre la piel de tu pequeño.

2.- Flotadores

No solo es vital que en la alberca acompañes y vigiles a tu bebé en todo momento, también es muy recomendable el que desde antes de entrar al agua le pongas flotadores que le queden bien, para que esté más seguro en el agua.

3.- Toalla

La necesitarás para cuando saques a tu pequeño del agua, envolviendo su cuerpo en ella, por lo que es mejor que sea suave. Hay algunas que tienen gorrito incluido o que son en forma de batita, las cuales pueden ser aún más cómodas para tu bebé.

4.- Traje de baño

Existen muchos estilos de trajes de baño para bebés, pero lo mejor es que tu pequeño use uno de cuerpo completo, para evitar lo más posible los rayos del sol directos en su piel. Los puedes encontrar en colores vibrantes y con estampados súper padres que seguro le encantarán a tu pequeño.

5.- Pañales especiales

Los accidentes pasan, así que hay que ir a la alberca preparados para todo. Antes de entrar al agua ponle a tu pequeño un pañal especial para nadar, los cuáles están diseñados para contener cualquier cosa que se le antoje hacer a tu pequeño al sentir el agua. ¡No pasa nada!

6.- Juguetes

Una forma de ayudarle a tu pequeño a sentirse más a gusto en el agua, y fuera de, son los juguetes. Hay juguetes acuáticos diseñados especialmente para la hora del baño, la alberca o la playa, ¡llévalos! A tu bebé le encantará el descubrir que puede jugar mientras nada en el agua. Y cuando se canse de nadar, lleva un tapetito y ponle los juguetes ahí para que se relaje, eso sí, sin perderlo de vista nunca.

7.- Bañera inflable

Si tu bebé es muy pequeño aún, una manera segura de poder introducirlo a la alberca sin que sienta temor es usando una bañera inflable. Así, el bebé se familiarizará con el agua para luego poder sumergirse sin miedo, siempre siendo cuidado por ti.

8.- Repelente

Si la alberca a la que van está ubicada en el exterior, lo mejor será llevar un repelente, ya que los mosquitos y otros bichos son atraídos por el agua y mejor evitar cualquier picadura no deseada.

9.- Crema o loción refrescante

Ya al sacar a tu pequeño de la alberca y antes de cambiarlo y ponerle su ropita seca puedes colocar una cremita humectante o loción refrescante en su cuerpo. De esta forma cuidas su piel de los químicos de la alberca y del sol, consintiéndola, y dejándole una sensación deliciosa.

10.- Snacks

Nadar requiere de mucha energía por lo que tu pequeño terminará cansado y con mucha hambre, así que lleva un biberón y prepáraselo apenas salga, así como puedes ofrecerle snacks como cereales, galletas y frutas. Y recuerda siempre llevar agua y estársela dando todo el tiempo para evitar deshidrataciones.

Y ahora sí, ¡disfruten de su día en la alberca!

Si este artículo te fue de utilidad, compártelo a quien creas que también le puede servir, ¡y sigue leyendo!