Es muy importante el cuidarte después de haber tenido un bebé. Aquí te contamos cuáles son los métodos más recomendables para planificar tu familia después de un parto.

Existen muchos tipos de familias: están las grandes en las que muchos hermanos y hermanas crecen en convivencia, y también las pequeñas en las que un par de hermanitos, o hasta un hijo único reciben todo el amor de papá y mamá. Sin importar el tamaño de la familia que tienes en mente, es muy importante cuidar de ti con algún método anticonceptivo después de tener un bebé. Con la ayuda del Dr. Lorenzo González Berchelmannespecialista en ginecología, obstetricia y biología de la reproducción, hoy te contamos las razones por las que es recomendable hacerlo, así como las distintas opciones que puedes elegir para lograrlo.

Empecemos por el tiempo recomendado para esperar si lo que quieres es hacer más grande la familia. Lo mejor es que esperes al menos un año y medio para volver a embarazarte, siendo dos años lo ideal para evitar complicaciones. Y es que si te embarazas demasiado pronto, pueden aumentar las probabilidades de que sufras algún aborto, el crecimiento de tu bebé no sea el adecuado y su parto sea prematuro. Y si además tu embarazo anterior culminó en una cesárea, necesitas al menos este tiempo para que la herida cicatrice correctamente; de no ser así te arriesgas a que se presente una ruptura uterina o sangrado interno con el crecimiento de tu pancita o con las contracciones, y eso es muy peligroso para ti y para el pequeño que venga en camino.

Aunque existen distintas formas de prevenir un embarazo demasiado pronto, lo mejor es preguntarte cuáles son tus planes con respecto a tu familia. Si estás convencida de que no planeas tener más hijos a futuro, existen métodos permanentes a los cuáles recurrir como la ligadura de trompas uterinas, que evitan que el óvulo se fecunde, o en el caso de tu pareja está la vasectomía, que liga los conductos haciendo que el semen no contenga espermatozoides.

Si tu decisión es hacer crecer tu familia pero te quieres esperar algunos años, el dispositivo intrauterino (DIU) podría ser una muy buena opción. Entre más pronto sepas cuáles son tus planes con respecto a este tema mejor podrás actuar, ya que si te programas con tiempo junto con tu doctor, tanto el DIU como la ligadura de trompas podría realizarse al momento en el que tu bebé nazca, ahorrando así una futura visita al hospital.

Ahora que si lo que quieres es cuidarte solo el tiempo reglamentario, lo mejor sería recurrir a un método temporal, como las inyecciones y píldoras anticonceptivas. Es bien importante aclarar que lo más recomendable es usar tratamientos a base de progesterona, ya que las pastillas que mezclan estrógenos con progesterona no se recomiendan porque afectan la calidad de tu leche, pudiendo tener un impacto negativo en la lactancia de tu pequeño. Además de éstas, el uso de preservativos como el condón no necesitan receta médica y además de prevenir embarazos te protegen contra enfermedades de transmisión sexual.

Recuerda que antes de tomar cualquier decisión, platica con tu médico para conocer más sobre tus opciones y juntos puedan elegir la mejor para tu caso.

¿Te fue de utilidad este artículo? Te invitamos a compartirlo con tus amistades, ¡y a seguir leyendo!