Por Staff H-E-B Babies

Es bueno procurar que nuestros pequeños se sientan estimulados con actividades que les permitan fortalecer su lado creativo. Hoy te decimos cómo lograrlo.

El juego es la vía por la que los niños aprenden. Más que una forma de entretenimiento y diversión, el jugar es parte vital de la crianza y el desarrollo de muchas habilidades básicas. Platicamos con la Dra. Mayela Aranda, especialista en Pediatría, quien nos muestra la importancia de acompañar a nuestros pequeños a desarrollarse a través del juego, así como algunas maneras en las que lo puedes aplicar con tu pequeño.

como-ayudar-a-hijo-a-desarrollar-creatividad

¿Porqué es importante que tu pequeño juegue?

El juego le permite a tu hijo explorar y aprender acerca del mundo que lo rodea, así que apoya y estimula que lo practique a diario. Así que dale tiempo de sobra a tu niño para que pueda jugar. Busca actividades que vayan de acuerdo a sus intereses. El jugar con un niño pequeño requiere de mucha energía, así que mantente en forma para aguantar y cuídate.

El juego y la imaginación le ayudan a nuestros hijos a aprender y a crecer. Por ejemplo, a través del juego los niños pequeños comienzan a prepararse para la escuela aún si saberlo. Al jugar, van aprendiendo a sentirse cómodos al lado de otros niños y poco a poco mejoran su interacción hasta hacer nuevos y buenos amigos.

El juego prepara a los niños para el aprendizaje. También los va ayudando a prestar atención a los adultos, a jugar amablemente con otros y a sentirse cómodos estando lejos de papá y mamá. Propiciar el juego imaginativo también es un buen modo en el que los niños se van relacionando y van aprendiendo sobre sentimientos difíciles como el enojo, el miedo y la frustración.

Algunas recomendaciones para explotar al máximo el momento del juego son las siguientes: el contar con un área de juegos segura y a prueba de niños, para evitar accidentes. Puedes ampliar su experiencia dándole a tu pequeño objetos seguros y sencillos como vasos, platos de plástico, libros y crayones para que juegue con ellos.

Durante este momento, describe a tu pequeño lo que hace con frases como: “¡Qué rápido llegaste!” También puedes preguntarle los pasos a seguir en el juego y que sea él quien te guíe.

Busca programas de cuentos para niños y llévalo al parque o áreas naturales de recreación que lo estimulen e inspiren. Eso sí, no sobresatures a los pequeños con actividades extracurriculares que los dejen exhaustos. ¡Todo con medida!

¿Qué te pareció este artículo? En H-E-B Babies queremos conocer tu opinión. Ponte en contacto con nosotros en la sección de comentarios y dinos todo lo que piensas, queremos leerte y seguir compartiendo contigo más información de utilidad.