Por Staff H-E-B Babies 

¿Le están saliendo los primeros dientes a tu bebé? Alivia las molestias típicas de este proceso con paletas especiales, ¡aquí te contamos cómo prepararlas!

A partir de los seis meses de edad algunos pequeños ya muestran inicios de que pudieran estar apareciendo sus primeros dientes. Aunque a algunos no les molesta mucho que esto pase, hay otros bebés que lo padecen más, pues al inflamarse sus encías sienten dolor que los puede mantener inquietos y de constante mal humor.

Una gran idea para calmarlos y hasta en cierta forma anestesiar la zona inflamada es ofreciéndoles paletas heladas que pueden estar mordiendo y chupando, sintiendo alivio inmediato. 

Lo mejor es que estas paletas no son como las demás, sino que son pensadas específicamente para pequeños de esta tierna edad al prepararse usando como ingrediente principal tu leche materna o la fórmula con la que lo alimentas.

Dándole a tu bebé una paleta congelada hecha con leche no solo lo ayudas a mitigar las molestias de la dentición, también le das los nutrientes que necesitan para seguir desarrollándose de una forma deliciosa para él. Además, evitas las complicaciones de ofrecerle algún juguete u objeto que pudiera lastimar a tu pequeño si es que ya le salió algún diente.

¿Cómo preparar estas mágicas paletas de leche? 

En realidad es súper fácil y rápido: si vas a prepararlas con leche materna necesitas un extractor de leche o sacaleche. Ya que tengas la cantidad que quieras usar, viertes el líquido en un molde para paletas heladas y lo metes al congelador por media hora o hasta que veas que ya se solidificó.

Si prefieres preparar las paletas con leche de fórmula, ten listo un biberón de tu pequeño como siempre lo haces (con la misma cantidad de agua y leche en polvo) y ya que esté listo, vierte el líquido mezclado en un molde para paletas heladas y enfría hasta congelar. ¡Y listo!

Siempre pon atención en cómo va comiendo la paleta tu bebé para que puedas quitarle el palito de paleta apenas termine. 

Al finalizar, lava muy bien todo lo que usaste, usando el esterilizador de biberones para limpiar las piezas si así lo deseas.

Esta sencilla receta seguro te ayudará a hacer sentir mejor a tu pequeño durante su etapa de dentición, pero si lo notas muy incómodo siempre puedes llevarlo con su pediatra para que te recomiende algo más. 

¿Te gustó la receta? Compártela con tus amigas y sigue leyendo todo lo que tenemos preparado para ti y tu bebé en H-E-B Babies. Nos encanta verlos crecer.