Muy pronto tu bebé dejará la lactancia exclusiva para ir introduciendo a su dieta distintas bebidas. Hoy te compartimos información valiosa sobre cuáles son los tipos de líquidos que tu pequeño puede tomar mientras crece.

La ingesta de líquidos es súper importante para tu pequeño en crecimiento. En promedio, un niño de entre los 12 y los 36 meses necesita beber aproximadamente 44 onzas (1.3 litros) de líquidos diariamente.

Quizá te parezca una cantidad grande, pero no lo es tanto. Además, esta cantidad varía un poco dependiendo del tamaño físico de tu bebé, qué tan activo es y cuál es la temperatura del ambiente.

¿Cuáles son las bebidas que un bebé o niño pequeño puede tomar?

bebidas para bebe

Partimos de la leche materna, una importante fuente natural de vitaminas, minerales y nutrientes que protegerán a tu pequeño desde su nacimiento y mucho después. La leche materna contiene enzimas antibacterianas, inmunoglobulinas, prebióticos y probióticos que harán que tu pequeño se enferme menos. El Instituto Mexicano del Seguro Social recomienda alimentar con leche materna exclusivamente a tu bebé hasta los 6 meses de edad; después, puedes complementar la leche materna con otros alimentos y bebidas hasta los dos años.

Si por alguna razón no le das leche materna a tu pequeño, una gran opción son las fórmulas lácteas para bebés. Hoy, muchas fórmulas vienen fortificadas con biotina, calcio, hierro, niacina, ácido fólico, magnesio y un montón de vitaminas esenciales. Además, existen muchas fórmulas especializadas según las necesidades especiales de cada pequeño. Puedes dárselas a tu bebé hasta los 12 meses de edad, y después de esto buscar alguna fórmula o bebida láctea fortificada para niños mayores.

Llegamos a la leche de vaca, una bebida fácil de conseguir y de combinar con otros alimentos. Es una excelente fuente de calcio, magnesio, fósforo, zinc y vitaminas. Evita la leche bronca o sin pasteurizar, y tampoco le des leche de vaca a tu pequeño si es intolerante a la lactosa (en este caso, le puedes dar leche deslactosada) o alérgico a la leche. La leche de vaca se la puedes empezar a ofrecer poco a poco a tu bebé desde los 12 meses.

Y más allá de la leche, ya que tu pequeño cumple los 6 meses de edad también puedes presentarle el agua. Los niños pequeños deben beber alrededor de 8 a 20 onzas de líquidos que no sean lácteos, por lo que el agua se vuelve una opción súper sana e hidratante. Además, no aporta calorías ni azúcares y es muy barata y fácil de conseguir. Una excelente opción son las aguas purificadas y destiladas H-E-B Baby, las cuales tienen garantía de calidad y puedes encontrar en distintos tamaños, para tener siempre en casa y en la pañalera.

Otra bebida que tu pequeño puede tomar son los jugos, los cuáles pueden ayudarte a incluir frutas o verduras en la dieta de tu pequeño. Las propiedades de los jugos varían dependiendo las frutas y verduras que usen, pero la mayoría están fortificados con importantes vitaminas, y contienen antioxidantes. Lo que sí es importante es buscar jugos 100% naturales. Los jugos H-E-B Baby están hechos con jugo de fruta 100% real con sabores variados, saludables y no artificiales, que seguro le fascinarán a tu pequeño. Además no traen azúcar añadido y son altos en vitamina C.

Y por último es importante notar que cerca del 25% de los líquidos en la dieta de tu pequeño vienen de alimentos sólidos como la fruta, las verduras y el yogurt. Dentro de los alimentos que más agua le aportan a tu pequeño están las manzanas, uvas, duraznos, plátanos, sandía, camote cocinado, brócoli hervido, zanahoria cocida y el yogurt.

En esta época de calor, asegúrate de que tu bebé esté muy bien hidratado ofreciéndole estos ejemplos de bebidas y alimentos con líquidos, que además harán su dieta mucho más rica y sana.