Ayúdale a tus hijos a tener dientes más fuertes y sanos ofreciéndoles alimentos que beneficien su salud bucodental. ¡Aquí te contamos cuáles son!

Existen alimentos que pueden favorecer una dentición saludable, en edad temprana y en la adulta. El cuidar lo que comemos ayuda a que nuestra salud esté bien en general, mejorando así nuestra calidad de vida.

La Dra. Diana Argueta Valdez, especialista en odontología pediátrica, nos cuenta qué alimentos incluir en la dieta de nuestra familia para fortalecer su dentadura, así como cuáles deben consumirse con moderación.

Hoy en día, el alto consumo de azúcares y carbohidratos en niños y adultos ocasiona graves problemas de salud, y los dientes no están exentos de ellos.”

Los juguitos en tetrapacks, galletas, mermeladas, paletas de caramelo, gomitas, bombones y refrescos en exceso lastiman los dientes, sobretodo de los más pequeños.

Sumando a esto la falta de cuidado oral o una técnica deficiente de cepillado provoca caries en los niños, inclusive desde la dentición primaria.

Esto hace que cada vez sea más frecuente ver a pequeños con tratamientos dentales serios, que van desde resinas hasta extracciones.

¡Pero no te preocupes! esto lo puedes evitar: La clave esta en la moderación.

La mejor solución no es quitarle a los niños todos los dulces, jugos o carbohidratos, sino medir su consumo. Lo más importante es cuidar la frecuencia con la que consumen azúcares día a día, tratando de que ésta no sea alta.

¡También puedes incluir otros alimentos en su dieta diaria! Existen alimentos deliciosos que ayudan a fortalecer el esmalte de los dientes de tu pequeño, así como la autolimpieza de ellos.

Por ejemplo, los lácteos como los quesos, el yogurt y la leche son una magnífica fuente de vitamina D, que ayudan a nuestro cuerpo a absorber mejor el calcio y el fosfato, haciendo más fuerte el esmalte dental.

Además, las frutas y verduras como las manzanas, zanahorias, peras y apios están súper incluidas, ya que son ricas en fibra y aportan vitamina C para tener unas encías sanas.

Estos alimentos ayudan a producir más saliva, lo que neutraliza el PH ácido que puede dañar la estructura dental, y también apoyan a limpiar la placa bacteriana de las zonas lisas de nuestros dientes.

Otros alimentos favorecedores son el tomate, la papa y las espinacas, así como los pescados y los mariscos que nos aportan flúor, un halógeno muy importante pues aumenta la resistencia y remineraliza la capa del esmalte dental, además de ser antibacteriano.

Otras fuentes de flúor son el agua natural o “de la llave”, y la sal de mesa, aunque la sal debe usarse sin exceso.

Con estos consejos puedes cuidar los dientitos de tu pequeño y cuidar que su desarrollo sea el óptimo.

¿Qué te pareció este artículo?

Cuéntanos en la sección de comentarios, ¡y sigue leyendo más de H-E-B Babies!